¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es bastante común en la población, y puede ser causa de molestias y a veces incluso socialmente incapacitante. En términos generales, se habla de estreñimiento cuando hay una disminución en la frecuencia de defecaciones y/o reducción del volumen de las heces.

No existe una definición concreta y consensuada de estreñimiento, aunque generalmente se acepta que el estreñimiento consiste en la emisión difícil de heces en un número inferior a 3 veces por semana o con un intervalo superior a 48 horas entre ellas. Aún así, para poder considerar la existencia de estreñimiento, es importante tener en cuenta que se haya producido una disminución del ritmo intestinal habitual, de hecho en ocasiones puede ser el único indicio real de estreñimiento.

Puede manifestarse de varias formas en un mismo individuo. La forma más común (60%) es un estreñimiento con tránsito intestinal normal seguido de los trastornos de la defecación, o de la evacuación rectal (25%) y el estreñimiento con tránsito intestinal lento en un 15%.

El estreñimiento no es en sí mismo una enfermedad sino más bien un síntoma donde el tránsito intestinal está disminuido por alguna causa. Si el tránsito de la materia fecal a lo largo del intestino grueso es muy lento, la mucosa colónica dispone de mucho tiempo para reabsorber agua y el contenido fecal se vuelve más seco y más duro, dificultando así la evacuación rectal. Por este motivo la frecuencia de la eliminación fecal disminuye, acumulándose las heces más duras y secas en el colon descendente y sigmoideo.

Afecta sobre todo a las mujeres y en especial a dos grupos de edad comprendidos entre los 20 y 35 años y a partir de los 60. En la Unión Europea la incidencia general de estreñimiento oscila entre un 5% y un 20% de la población. España es el país europeo con mayor incidencia de estreñimiento afectando a un 20% de la población.